martes, 15 de julio de 2014

LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ - Agnès Martin-Lugand

GÉNERO:
Romance Contemporáneo, Literatura Francesa
PROTAGONISTAS:
Diane
Edward

SINOPSIS:
Y a ti, ¿qué te hace feliz?
Una emocionante novela romántica acerca de las vueltas del destino y del amor, en la línea de las novelas de Anna Gavalda y Muriel Barbery.
Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane no es capaz de reemprender su vida, mucho menos de amar. Su único anclaje al mundo real es su amigo Félix, copropietario del café La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies. Y sin embargo, cree que debe darse una nueva oportunidad, lejos de París, lejos de Félix y del café.
Así, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes del pueblo son todos alegres, amables y solidarios, con la excepción de Edward, su huraño y salvaje vecino, que muy pronto despierta en Diane sentimientos de ira y odio. Pero ¿cómo hacer posible que esos sentimientos violentos se transformen en amor? ¿Y qué hacer luego con ese amor?

Comentario personal antes de leer:

Este libro me lo acabo de comprar de puro impulso, porque no me pude resistir a esa sinopsis, ¿tu si? ay!, yo no.
Aunque estoy ocupada organizando el blog, me dije a mi misma, "mi misma vamos a dar una miradita por ahí a ver que hay de nuevo, solo por mirar", y como dije anteriormente, no me pude resistir, es decir, es una novela Romántica y se desarrolla en Irlanda; cualquier persona que haya leído mis "reseñas" o me conozca, sabe que me encantan las novelas románticas y más si se desarrollan en Irlanda. 
Yo tenía planeado no alargar más mi lista de lectura debido a que ya está bastante larga, (ya se darán cuenta cuando la publique) y pensaba no leer mucho este mes hasta arreglar un poquito el blog, pero no me pude resistir y me lo voy a leer ya. Cuando lo termine les cuento que me pareció ;)

MIS IMPRESIONES DEL LIBRO:

Que decepción, con lo emocionada que estaba, aunque no esperaba que la historia fuera muy compleja, ya que es un libro corto, no esperaba tampoco que me dejara sintiéndome triste y gris, me dejó con un mal sabor de boca. A lo mejor lo estoy juzgando muy duro porque lo acabo de terminar y tengo las sensaciones a flor de piel, pero no lo puedo evitar, solo me siento triste.

Bien, paso a explicarles que me pasó con esta historia:

El libro comienza muy emotivo, (me sacó lagrimas, lo confieso), la autora trata de hacernos sentir el dolor de Diane por la pérdida de su esposo y su hija, sin embargo al pasar las páginas te das cuenta que realmente no estás conociendo a Diane, así que yo pensé; tal vez la historia se va a destacar en la superación de todo su dolor, y en encontrar nuevamente el amor y la esperanza.

Pero no fue así, Diane sigue sin parecerme del todo real, cuando decide irse a Irlanda, las escenas (que transcurren durante semanas en la historia) describen a Diane haciendo nada, se levanta fuma y se duerme, fuma, fuma y vuelve a fumar. (¬_¬) Está bien, ya entendimos, Diane no puede vivir sin un cigarrillo, además es una inútil.

Esas semanas de soledad, donde pudimos haber conocido a Diane, entender cuál era el problema que tenía con sus padres o por lo menos ver la evolución de su duelo, o la evolución de ella como persona, son escenas superficiales, que podrían tener un buen propósito, pero se quedan en nada.

Ya pasó un año desde la muerte de su esposo y su hija, ella acaba de dar un paso al viajar, al cambiar de ambiente, así que yo esperaba el paso siguiente, pero ese paso no llegó. 

Cuando aparece Edward en escena, todo se pone peor, para empezar las situaciones en las que se ve envuelta con él, son ilógicas, y las reacciones de ella hacía él, lo son más, (no serían tan ilógicas si supiéramos que piensan), pero bueno, hablemos del personaje de Edward; Él es un tipo grosero sin razón alguna, bueno tiene unas razones que explican al final del libro, para después quedar en nada, porque realmente es simplemente grosero.

Como decía, está bien que sea distante, Dios sabe que los personajes masculinos que más me gustan son del tipo “soy grande, fuerte y atractivo, pero me han hecho mucho daño por lo tanto me alejo del mundo”; pero Edward es simplemente grosero (sí, lo repito, una y otra vez: grosero, grosero, grosero) y de repente tiene gestos “agradables” con Diane, sólo para volver a ser grosero. 

Hay una gran diferencia entre indiferente o distante y abiertamente grosero (grosero).

Diane no deja de sufrir y de revolcarse en su miseria, y yo tolero todo esto (la grosería de Edward y la fumadera miseria de Diane) ya que espero que vamos a encontrar una salida a todo ese dolor y vamos a verlos comenzar a vivir de nuevo, por fin entenderemos a Edward y los dos, Edward y Diane van a evolucionar (Edward también fuma como lavandera mueca).

Pero esto no ocurre, Diane se queda siendo un personaje superficial y plano, lo mismo ocurre con el personaje de Edward, y de paso cada personaje que aparece en la historia. 

De repente todo cambia, son mejores amigos, él se enteró de lo que le pasó a su familia y comienza a ser agradable con ella (¬_¬).

Está bien, lo acepto, después de todo es lo que esperaba, que se lleven bien y tal vez encontrar una nueva esperanza e ilusión en la vida de Diane. Edward también necesita empezar a confiar en alguien más, y encontrar el amor. Asi que continúo leyendo.

Justo cuando me estaba acomodando para esto, hay un nuevo cambio en la historia, un giro que para mí, es completamente sacado de la nada,(ALERTA DE SPOILER, DE AQUÍ EN ADELANTE PURO SPOILER, PRACTICAMENTE VUELVO A CONTAR LA HISTORIA) aparece la ex-novia de Edward, a la que tampoco se describe más que para decirnos que esta chica es una arpía, es la mala de la película, pero retratada con cada cliché existente de la mala de la película, y lo peor de todo fue la actitud de Edward y de Diane ante esto, si antes no me convencían sus personajes, ahí si se me salieron del todo ellos y el libro.

Edward además de grosero es un redomado bobo en lo que a su ex se refiere, es que con sólo aparecer esta mujer, él comienza a tratar mal a Diane (otra vez), la tenía medio desnuda en su sofá, pero apenas aparece la otra, trata a Diane como si ella le hubiera hecho algo malo, como si fuera la mala y para colmo la rechaza y la hecha de la casa. :O

Nada que ver, yo lo mando a freír espárragos. Para mí, esa actitud de él no tiene ni pies ni cabeza, es decir, si, es evidente que no me trago a la ex, pero para este punto del libro no me trago a nadie que aparezca en esta historia, y no es porque el libro me haga sentir emociones fuertes (lo que sería bueno), es porque para mí perdió ya todo sentido.

Diane que estaba llorando hasta hace poco por el hombre maravilloso que fue su esposo, se pone a llorar y emborracharse por éste, y se lanza sobre el primero que se le atraviesa, todo por un tipo que le mintió y que para completar mi disgusto hacia él, cuando ella le pide explicaciones (por que vuelve a buscarlo para pedirle explicaciones) él le tira la puerta en la cara y la trata como si tuviera lepra.

Es decir, no lo puedo creer. O_O

Pero continúe leyendo, (aparentemente soy masoquista) ya faltaba poco para terminar, y quería por lo menos que quedaran juntos, es decir tanto drama tenía que ser para algo.

Además se merecen el uno al otro.

Pero justo cuando este hombre se decide, Diane le dice que no, que lo quiere pero que necesita tiempo para recuperarse y que él se merece alguien que lo ame a él.

Juas! Es decir, en serio?, de verdad?. ¿Ella que se igualo con la ex (súper arpía 84), compitiendo (de verdad compitiendo) por Edward?. Esa misma mujer es la que viene y le dice a Edward que no se lo merece.

Pero si ella ya se puso en esas (lo de la competencia y de rogarle y toda la cosa) pues sigue con eso pequeña, se consecuente con tus actos (ya que no sabemos cuáles son tus ideas). 

Pues resulta que supuestamente durante el tiempo que él se alejó para pensar, ella también estuvo pensando (yo no me enteré de nada que tuviera que ver con ella pensando) y decidió que él merecía que lo amaran a él y blah blah blah.

El caso es que lo dejó, pero no por las razones correctas, no por ser un redomado ridículo e inmaduro, no, lo dejó porque ella no estaba lista (muy consecuente con tus actos) 

Y yo me pregunto: ¿entonces porque todo el teatro de llorar por él y luchar por él y toda la cosa? Si 
así pensaba terminar la historia, para que trajimos a colación a la ex y todo este drama? ¿Cuál es el propósito?

Pues ninguno,(según yo) como no tiene propósito ninguno lo que viene a continuación: 

Ella regresa a París, después de una despedida sin propósito alguno de Edward, y luego en París se la pasa pensando en él y extrañándolo mucho (ni pies ni cabeza) 

En serio (¿cuál es el propósito de todo este drama y sufrimiento?), ella ni siquiera disfruta de su trabajo, no lo hace, porque en un momento describen como ella lucha para levantarse de la cama e ir a trabajar de una forma mecánica, porque siente que debe, no porque lo desee, está viviendo por obligación. Llegué a pensar: ¿por qué no se suicida (más o menos al comienzo del libro) y nos ahorra a todos este trago amargo?.

Luego de describir cómo es una lucha constante sobrevivir un día más, de repente viene hacia el café y levanta su rostro al sol y piensa: "estos son los pequeños placeres de la vida que estoy aprendiendo a disfrutar". (¬_¬)

¿Perdón? Hace dos segundos, literalmente en el párrafo anterior, describía la vida como una rutina gris, la espera de la muerte, nada más. Y ahora se supone que está “disfrutando los pequeños placeres de la vida". (mientras sufre y extraña a Edward por supuesto).

Después de dejar a Edward, ella menciona cada que puede como lo extraña y como piensa en él. (Entonces para que lo dejó) pero además hace que esperes que se lo encuentre a la vuelta de la esquina, o que vaya a buscarlo o que se lo encuentre en el epílogo (no hay epílogo) y todo termine bien.

Eso no pasa y es por eso que me quedé sintiendo gris y malhumorada, es por eso que normalmente me aseguro de que si voy a leer una novela romántica, tenga final feliz,(se que no todo son finales felices, pero yo lo prefiero) se me contagia el estado de ánimo y quedo sintiendo que la vida me pesa.

Pero tal vez yo no estaba bien sintonizada con los personajes, tal vez la autora quería demostrar algo con esta historia y yo estoy muy cerrada y muy dolida para verlo, si tú viste eso que yo no pude, (sé que a mucha gente le gustó esta historia), entonces cuéntame que es eso que yo me perdí, de corazoncito estoy abierta a opiniones contrarias y sinceramente quiero entender el porqué de ese final.

A lo mejor es por que nunca he leído a Anna Gavalda y Muriel Barbery (las mencionan en la sinopsis), tal vez éste es un estilo que yo desconozco y fue mi error.

Es que el libro se llama "la gente feliz lee y toma café" pero aquí nadie es feliz :'(

Mis disculpas por toda la pasión y los Spoilers depositados en estas palabras, pero como dije al comienzo, acabo de terminar de leerlo y aun me duele haberlo hecho, podrán notar en los comentarios antes de la lectura, lo emocionada que estaba.

(2) Me gusto un poquito, si quieres la lees bajo tu responsabilidad y me cuentas que piensas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Recuerda! si tu piensas diferente o compartes mi opinión, deja tu comentario, me encantaría leerte ;)